Más de 25 años de promesas incumplidas.

El barrio de la Herradura del distrito 4, con 4500 habitantes, se ve desprotegido por el gobierno municipal y su alcaldesa. Este es un lugar deportista, emprendedor, y pujante dentro de este distrito y ciudad que ha crecido mucho en pocos años y siempre con las promesas de los de siempre para crearles los espacios públicos donde poder estar y convivir con sus vecinos. Pasan los años y aquí sólo reciben promesas, los habitantes que son trabajadores, emprendedores, estudiantes y donde hay muchos autónomos de todas las profesiones, así como talleres, hostelería, y un amplio extenso mundo de gente que trabaja y paga sus impuestos que no entiende el por qué de este desapego de su ayuntamiento hacia ellos. (RdG), conocedor de sus sentimientos negativos para quienes reciben sus impuestos. Estamos con ellos en sus denuncias que son de justicia y necesidad para tener calidad de vida allí donde están, trabajan y quieren seguir, ven como sus calles, aceras y sus pocas zonas verdes está todo por hacer. Sus carreteras necesitan asfaltado, sus calles intransitables,ausencia de alumbrado, suciedad por doquier, el prometido equipamiento social y el parque llevan más de 25 años prometiéndoselos, y a día de hoy, sólo es un terreno, y siguen sin saber para cuándo. Ellos siguen pagando religiosamente sus impuestos, pera ya no tienen ninguna credibilidad con el gobierno municipal, ni siquiera les hacen caso para una desratización y fumigación, ya que los roedores y cucarachan no les dejan vivir.