Nuestro patrimonio histórico, olvidado.

Roque de Gando, pide una vez más, al Ayuntamiento de Telde y a las demás instituciones públicas, que restauren esta vivienda, creando un bien cultural para residentes y visitantes, no olvidando así nuestro patrimonio histórico.