Cada fin de semana sucede lo mismo.

Todos los fines de semana en el mercadillo de los sábados en Telde, siempre ocurre lo mismo. En una isla, y en una ciudad, que necesita crecer turísticamente, ¿qué pueden pensar las personas que lo visiten? Juzquen ustedes.