Indignación vecinal. ¿Dónde van nuestros impuestos?.

El parque público de la zona de La Barranquera sitio del barrio Jaraquemada, ciudad de Telde, que cuenta con alrededor de 13000 habitantes, en el más absoluto de los abandonos posible. En los últimos tres años el gobierno municipal sólo aparece por el mismo a tapiar, vallar y quitar servicios. Sin lugar a dudas, en su entorno se crearon viviendas, comercios y negocios autónomos; invirtieron y se hipotecaron, y todo con sacrificios personales y familiares, y con mucha ilusión. Pasa el tiempo y la alcaldesa no responde a las demandas de todos, que no son otras que poder utilizar este espacio público, y se preguntan que dónde van sus impuestos. Nosotros, Roque de Gando, partido político, empatizamos, pues tienen razones para estar enfadados, ya que a día de hoy, más del 85 por cien del mismo está intransitable. Sus baños están cerrados, además de desprender un hedor nauseabundo, las dos fuentes grandes no están en funcionamiento, ni las gradas; lugar adecuado para actividades lúdicas, culturales y deportivas, y así, en derecho les corresponde, y por su puesto, que cuanto antes se ponga al servicio de todos lo que demandan, y de manera especial, el parque infantil.